Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

El mundo del vino y su importancia en nuestro país

Directorio de enlaces y artículos

Síguenos en

Twitter
DIRECTORIO ARTÍCULOS
Buscar
Agregar enlace Agregar artículo

INICIO > Artículos y notas de prensa > Gastronomía > Enología y Viticultura > El mundo del vino y su importancia en nuestro país

Noticias de actualidad

Artículos y notas de prensa relacionadas con Enología y Viticultura

13 OCT 2014

El mundo del vino y su importancia en nuestro país

Gastronomía > Enología y Viticultura

Acaba de terminar en Valdepeñas la feria de saborarte, y hemos podido comprobar lo mucho que el mundo del vino interesa a todos aquellos que disfrutan con el buen comer y el buen beber. Está claro que este producto es uno de los más importantes a nivel nacional, por eso no nos sorprende lo más mínimo el que la gente deguste de la manera más adecuada y pertinente un caldo nacional. Ahora bien, para disfrutarlo de la forma más pertinente y correcta tenemos que saber cómo hacerlo, dado que no es lo mismo echarnos una copa y ya está que paladear de manera conveniente un blanco, un tinto o un rosado. Por eso vamos a echar un vistazo al mundo del vino y a sus ceremonias, entre otras cosas porque entendemos que su presencia en nuestro país es de una importancia suma. Primera cuestión que nos gustaría dejar clara: aquí todo tiene un interés de primera magnitud, desde los tapones de corcho a la añada. Es decir, que si optamos por un tapón en mal estado, a pesar de que el caldo sea excelente, veremos cómo las cosas no salen bien. Y lo mismo podríamos decir con una añada que no haya recibido la calificación de excelente, de repente podemos vernos en problemas para degustar un producto típico que, a pesar de llevar el sello de una bodega o de una denominación de origen determinada, no termine por satisfacer nuestro paladar. Siguiente cuestión: ¿has elegido bien tu variedad? No es lo mismo el sabor de una airén que de una verdejo, como tampoco es lo mismo una Sauvignon blanca o una chardonnay. Si te gustan los vinos con cuerpo deberías decantarte por un gran reserva, pero si es lo joven lo que te atrae un tempranillo bien conseguido es una auténtica delicia. Sin olvidar lo enormemente pertinente que puede llegar a ser un crianza si tenemos gusto por maderas. ¿Controlas los tiempos de la cata? Te lo decimos porque saber cómo hay que beber el vino resulta importantísimo. Por ejemplo, lo primero que tenemos que hacer es mirarlo sin agitarlo demasiado, y una vez que hayamos visto su color hemos de olerlo. Primero sin agitar, y luego haciendo movimientos circulares que permitan al vino oxigenarse y mostrarnos toda su excelencia aromática. Valdrá la pena, sobre todo porque estos prolegómenos son la antesala a la verdadera delicia de la cata: el sabor del vino entrando por vez primera en nuestra boca, hablándonos de taninos, de sabores, de retrogusto, de un montón de cosas que de verdad nos harán tener claro que un buen vino, degustado como tiene que ser, es una de las cosas más placenteras que existen. Y por supuesto, no debes olvidar la madiración. Un pescado con un tinto no cuadra, a pesar de que a ti sea el vino que te gusta. Un queso muy curado solamente va bien con un tinto reserva, lo mismo que un paté tiene mucho que ver con blancos con cuerpo y rosados bien hechos. Y esas verduritas o esa merluza van acompañadas de forma excelente con un afrutado blanco. Se trata de tener claros cuáles han de ser los pasos a la hora de disfrutar de un buen vino, así no nos equivocamos ni un ápice.

Enlaces destacados

Vinos Crianza
Selección exclusiva de los mejores vinos crianza. Tu tienda de vinos crianza en internet.

Comprar Vino
Comprar vino nunca fue tan fácil! Tuvinoencasa.com, tu tienda de vinos en internet con la mejor selección de...

El mundo del vino y su importancia en nuestro país